Clown

El clown se trata de una modalidad artística y terapéutica, que toma elementos del teatro y de la psicología, para conectar con las sombras e integrarlas a través de la exageración.

Ser clown para reírse de la vida


Clown para reírse de uno mismo

Se traduce literalmente como “payaso” y consiste en adoptar una especie de personalidad alternativa para sanarse a sí mismo. Se pueden curar malestares emocionales, mentales y espirituales, o bien, para ayudar a otras personas. Dentro del proceso de curación o búsqueda de bienestar, la risa es un factor clave.

A través de la provocación de sentimientos se pretende generar una catarsis. Se suele poner mayor atención en lo que causa gracia o risa, pues la idea es no tomarse la vida tan en serio.

Es en realidad una forma de aproximarse a la existencia; no importa lo malo que pueda ser una situación, un clown siempre encontrará algo bueno, algo agradable, algo que vale la pena disfrutar sin importar el contexto.

Ser clown para ser más feliz

Una persona puede asistir a una sesión para recibir ayuda, o bien puede estudiar para brindar esa ayuda En la formación para ser clown se trabaja de la mano con distintas corrientes humanistas, con arquetipos, con introspección, con elementos del psicoanálisis, con la capacidad de aceptación, con juego de roles y muchos otros enfoques.

Se pretende encontrar la verdadera esencia del ser humano. También se fomenta la improvisación, que no es más que un canal abierto por donde fluye el inconsciente hacia el consciente. Todas las posibilidades están al alcance de la mano, es cuestión de decidir qué papel se quiere jugar. La vida es un juego, todo es tan serio como la persona lo decida.

Beneficios:

  • A través de la risa y la adopción de diferentes roles se da una liberación de bloqueos. A veces son obstáculos que limitan la personalidad en general, a veces solo repercuten en ciertas esferas de la vida. La idea es provocar el bienestar de forma plena. 
  • Aumenta la capacidad de autoconocimiento e introspección, pues a través del juego y la actuación la persona descubre facetas de sí misma antes inexploradas.
  • Gracias a la risa se fomenta una sensación generalizada de ligereza. De pronto los problemas no son tan serios, ni siquiera las enfermedades o las crisis. Todo depende del cristal por dónde se mira.
  • Una consecuencia obvia es la mejora del sentido del humor. La gracia de ser humano es algo natural, así como la risa y el llanto. Tampoco quiere decir que la persona ya no tome su propia vida con seriedad, sino que descubra que es posible disfrutar pese a las adversidades.
  • Mitiga de los síntomas de la depresión y la ansiedad, ya que para reír hay que desapegarse de la tristeza y las preocupaciones.

Encuentra el mejor profesional de Clown

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?