Terapia para adicciones

La terapia para adicciones es enfoque terapéutico que se centra en la liberación de hábitos compulsivos, conscientes o inconscientes, que merman la salud física, mental o emocional de la persona.

Terapia para adicciones: una forma de vivir plenamente

terapia para adicciones como forma de liberaciónLa terapia para adicciones busca combatir los hábitos compulsivos. Ya sea desde el tabaquismo y los medicamentos que mejoran la calidad del sueño, hasta la codependencia y el autosabotaje.

Este tipo de terapia suele apoyarse en métodos conductuales. El objetivo es romper con aquellos vínculos a sustancias, personas o situaciones que impiden disfrutar de la vida de una forma plena y en bienestar. Según el terapeuta y la naturaleza de la adicción, la técnica puede variar. Hay aproximaciones más agresivas y otras más sutiles.

¿Quién puede acudir con un experto en terapia para adicciones?

A veces se piensa que solo el adicto es quien necesita ayuda. Sin embargo, en muchas ocasiones todo el ambiente que rodea a esa persona se ve afectada. Ya sea que forma parte del problema, o bien, que es víctima de las consecuencias de la adicción. Por eso es tan importante que se cree un sistema de sorporte, con la suficiente apertura para que todos sanen.

Desde la intervención física para separar al paciente del entorno nocivo, hasta las que paulatinamente logran que la adicción desvanezca para luego desaparecer de manera consecuente. En cualquier caso, la idea es lograr un equilibrio entre el tratamiento y las necesidades particulares de cada individuo.

Beneficios:

  • La terapia para adicciones aumenta el autoconocimiento. La persona emprende un camino de introspección. Se busca profundizar en las capas más ocultas de la psique, para descubrir qué es lo que detona el hábito compulsivo.
  • Aumenta la motivación de logro. El motor es la liberación y la búsqueda del bienestar. El paciente gana confianza y se siente capaz de romper sus patrones tóxicos.
  • Mejora la salud, tanto emocional como física. El abuso de sustancias, por ejemplo, merma la calidad de vida. Igualmente, el abuso ocurre con el abuso emocional. Por eso esta terapia es tan importante, porque puede llegar a salvar a la persona de destruirse a sí misma.
  • Desarrolla las habilidades asertivas y la capacidad de decir “no”. A veces hay una inercia natural en la forma en que se desencadenan los procesos adictivos.
  • Gracias a la terapia para adicciones la persona recupera el control sobre su propia vida. Mejora la capacidad de resiliencia, la relación con el momento presente y la reconciliación con el pasado.

Encuentra el mejor profesional de Terapia para adicciones

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?