Paleodieta

La paleodieta está inspirada en la forma en que el hombre primitivo se alimentaba. Durante millones de años simplemente recolectando y cazando lo que encontraba a su paso.

Paleodieta para regresar a la alimentación básica

Parte de la idea de que durante millones de años nuestros ancestros se dedicaron a cazar animales y a recolectar bayas, frutas y brotes que encontraban a su paso. Con el descubrimiento y el dominio del fuego consiguieron transformar las proteínas y nutrientes, pero jamás comían cereales, granos, azúcar, lácteos o sustancias procesadas.

paleodieta para depurar toxinas

Esta forma de alimentación está inspirada en los orígenes de la raza humana, concretamente en el período paleolítico. Gracias al gastroenterólogo Walter L. Voegtlin se popularizó en la década de los años 70.

Parte de la idea de que durante millones de años nuestros ancestros se dedicaron a cazar animales y a recolectar bayas, frutas y brotes que encontraban a su paso. Con el descubrimiento y el dominio del fuego consiguieron transformar las proteínas y nutrientes, pero jamás comían cereales, granos, azúcar, lácteos o sustancias procesadas.

¿Quién puede seguir la paleodieta?

En teoría cualquier persona puede incorporar a su estilo de vida este tipo de alimentación. Sin embargo, se recomienda que la transición de una dieta regular a la paleodieta sea monitoreada por un especialista. Las mujeres embarazadas, los niños y las personas mayores requieren mayor atención. Los nutrientes adecuados son fundamentales para una óptima salud.

El objetivo de llevar esta dieta no es imitar las costumbres de la edad de piedra, sino adoptar la naturalidad de su alimentación aprovechando los beneficios que ofrece la Tierra sin la intervención del hombre. Se consume pescado, carne, huevo, semillas, fruta y vegetales. Muchos expertos afirman que es la forma más saludable de comer, ya que trabaja a favor de los genes ayudando a que el cuerpo se mantenga delgado, fuerte y vigoroso.

Beneficios:

  • La paleodieta fomenta la depuración de toxinas en el organismo. Esto ocurre porque se eliminan sustancias procesadas como el azúcar, los lácteos o los conservantes.
  • Disminuye del riesgo de padecer enfermedades como la diabetes. Se trata de una consecuencia directa de disminuir los índices glicémicos del organismo.
  • Mejora de los niveles de colesterol, aumenta del sistema inmunológico por el alto consumo de proteína y regula la tensión arterial.
  • A través de la paleodieta una persona puede recuperar su peso ideal. Los kilos extra desaparecen gracias que se eligen alimentos limpios, sin grasa, sin aditivos o procesos industrializados.
  • Es posible que la apariencia y la calidad de la piel mejore. Se debe a que el azúcar refinada es una sustancia que promueve la inflamación celular. Al dejarla de consumir, la salud de la epidermis mejora.

Encuentra el mejor profesional de Paleodieta

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?